Guadalajara cuenta con más de dos millones de metros cuadrados en espacios ajardinados, lo que la convierte en una de las ciudades europeas con mayor número de zonas verdes por habitante. Lugares para pasear, descansar y disfrutar, que enriquecen plenamente la calidad de vida de sus ciudadanos y visitantes.

 
 
 

Parques y jardines

El de la Concordia, es sin duda, el parque más emblemático de Guadalajara. Por su extensión y ubicación se ha convertido en el escenario ideal para albergar numerosas celebraciones y eventos. Destaca en él su templete de música ideado por el arquitecto Francisco Checa en 1915 con base poligonal de ladrillo y estructura de hierro, que preside el centro del parque acentuando su carácter amable y comunitario.

Salimos de la Concordia a través de la calle peatonal de San Roque. Desde este punto enlazamos con otro de los parques más queridos y valorados por los alcarreños, el de San Roque o “de los patitos” como es conocido por los niños. En éste, casi un jardín botánico, sorprende la variedad y altura del arbolado, especialmente de los pinos carrascos.

Llegados a este punto, casi al final de San Roque, podemos disfrutar también del parque de Adoratrices, creado como tal en 2009, del que sorprende su cerramiento artístico, y los cuatro pilares que definen su acceso, todo ello proyectado por el famoso arquitecto Ricardo Velázquez Bosco en 1908 y protegidos con la categoría de BIC.

Por su parte, uno de los parques de más reciente creación es el de Aguas Vivas, construido por la Escuela Taller de Guadalajara, al otro lado del barranco del Alamín. Otros parques que salpican gratamente el plano urbano de Guadalajara son el parque de la Amistad, llamado así en recuerdo del hermanamiento de la capital alcarreña con la francesa ciudad de Roanne; el recuperado parque Lineal del Alamín, que actúa como nexo de unión entre la ciudad vieja y la nueva expansión o La Huerta de San Antonio con su jardín de estructura árabe que alberga el torreón de Alvar Fáñez y la Oficina de Gestión Turística.

Zoo Municipal

En la avenida de Pedro Sanz Vázquez se encuentra el parque del Río, junto al cauce del Henares, donde está situado el Zoo Municipal. Este centro, de superficie cercana a las once hectáreas, destaca por la gran variedad de especies vegetales y arbolado -más de doscientas- que lo convierten en un auténtico pulmón verde de gran interés botánico. Sus excelentes condiciones dan cobertura y refugio a más de cuarenta especies de aves silvestres, que han elegido este lugar para invernar y reproducirse en libertad. Es el caso de la colonia de garcilla bueyera y martinete, única en la provincia de Guadalajara.

Especializado en fauna europea, fue abierto en 1985 y es miembro fundador de AIZA (Asociación Ibérica de Zoos y Acuarios). Su misión principal se fundamenta en garantizar la conservación y la biodiversidad. Mantiene un Centro de Recuperación para Fauna Silvestre, lo que le convierte en uno de los pocos centros a nivel mundial que cuentan con un servicio de estas características. Todos los años cientos de animales son devueltos a su hábitat, una vez recuperados, contribuyendo a que se mantengan las poblaciones salvajes.

Mención especial requiere su Aula Medioambiental, enclavada en la zona de nuevos hábitats. En su interior, numerosos paneles educativos e interactivos, audiovisuales y expositores, ayudan a comprender la importancia de los centros de recuperación y la labor educativa que, en la actualidad, desarrollan los zoos modernos. El visitante podrá contemplar también una exposición de nidos de ave y útiles de cetrería.

Todo el recinto cuenta con un servicio de cafetería- restaurante, así como zonas de descanso y recreo, con mesas y juegos infantiles.

Guadalajara verde

Información de interés

Zoo de Guadalajara

  • Oficina de Gestión Turística Municipal
  • © Ayuntamiento de Guadalajara
  • Glorieta de la Aviación Militar Española, s/n
  • W3C, WAI AA, WCAG 1.0