Jump Main Menu. Go directly to the main content

Start of main content

Muchas han sido las productoras que en los últimos años han escogido la ciudad de Guadalajara como localización de sus rodajes. Producciones cinematográficas, series de televisión, spots publicitarios, cortometrajes e incluso videoclips muy conocidos por todos han encontrado en el corazón de la capital el lugar idóneo para transportar al espectador a otros lugares y épocas pasadas.

Su cercanía a Madrid, a tan sólo 55 kilómetros, unos escenarios naturales versátiles y moldeables, son algunas de las bondades que ofrece la ciudad de Guadalajara en este sentido.

Fuerte de San Francisco

El Fuerte de San Francisco es la localización “estrella” de la ciudad. El Fuerte, como se le conoce coloquialmente, es un complejo arquitectónico ubicado en el centro de la ciudad, al que se tiene acceso desde la plaza de Bejanque. Fundado inicialmente como convento, fue después utilizado como fuerte militar durante cerca de doscientos años (1808-2000). Actualmente pertenece al Ayuntamiento de Guadalajara. Este complejo lo conforman distintos edificios militares, la iglesia de San Francisco (Diócesis Sigüenza-Guadalajara), varias naves y una colonia de viviendas, cada vez más deshabitada. En el centro, una plaza desde donde parten las distintas calles para acceder a cada uno de estos edificios; un espacio que parece haberse detenido mucho tiempo atrás.

De entre todos ellos destacan la iglesia de San Francisco, que bajo su ábside guarda uno de los tesoros patrimoniales más importantes de la ciudad: la cripta de San Francisco, hecha a semejanza de la de los Reyes de El Escorial; las naves de forja, que hoy día conservan parte de su maquinaria industrial, bajo ésta, la zona de carboneras, convertida en cárcel gracias a uno de los últimos decorados. También el edificio principal de viviendas, situado en la zona central y cuyos interiores han sido transformados para albergar múltiples y variadas escenas de las producciones que allí se han rodado.

Fiel reflejo de la gran versatilidad de este escenario natural, es que en él han tenido cabida multitud de secuencias cinematográficas de lo más variopinto: un muelle portuario de la capital Ceutí para la serie “El Príncipe”, una cárcel y un cuartel de la Guardia Civil durante el siglo XIX para la producción “Víctor Ros” (2a temporada), las calles de un barrio de los años 70 que daba vida a la serie “Hermanos” o las calles del madrileño barrio de Tetuán en los años 90 para “Apaches”, son sólo algunas de las grabaciones que se han desarrollado en este espacio.

Vistas 360º

Cementerio municipal

Este cementerio se ubica a espaldas del palacio del Infantado, muy cerca de una de las entradas a la ciudad por Madrid. Más allá de sus valores emotivos y sociológicos, cuenta con dos características importantes que lo convierten en uno de los principales exponentes del patrimonio cultural de Guadalajara, como son la calidad ambiental y paisajística que otorga su vegetación y arbolado; y el carácter monumental e histórico que le confieren algunos de sus enterramientos y construcciones, de gran calidad artística.

La construcción de este cementerio se inició a mediados del siglo XIX sobre las necrópolis medievales de las comunidades hebrea y judía. Fue a comienzos del siglo XX y durante esas primeras décadas cuando la burguesía de la capital comienza a erigir esplendorosos mausoleos. El panteón de los marqueses de Villamejor, los García o los Torres, y también el de los condes de Romanones son algunos de estos majestuosos ejemplos.

Otros hitos de este espacio son el Panteón de Tropa, que alberga a los soldados que perdieron la vida en las campañas de África, o el de los Caídos en la Guerra Civil.

En este espacio se han grabado secuencias de producciones como “El Caso”, “Víctor Ros” (2ª temporada) o “No culpes al karma...”.

Calle y plaza Mayor

La calle Mayor es la espina dorsal del casco histórico, que une a su paso las plazas más importantes de la ciudad: la plaza Mayor, corazón de la capital donde se ubica el Ayuntamiento de Guadalajara; la plaza del Jardinillo, espacio ajardinado recién remodelado con una pequeña fuente dedicada a Neptuno y edificios tan emblemáticos como el templo barroco de la Iglesia de San Nicolás o el Banco de España. Por último, la plaza de Santo Domingo, una de las plazas más transitadas de la ciudad, punto de quedada de muchos guadalajareños; al fondo de la plaza el templo renacentista dedicado a San Ginés, en uno de los laterales, la escultura de Miguel Blay dedicada al conde de Romanones.

En esta calle Mayor se alzan los edificios más representativos de la arquitectura historicista del siglo XX. La plaza Mayor, es un espacio parcialmente aportalado, que pese a su remodelación ha tratado de guardar la esencia de plaza castellana, la que la convirtió en corazón de la ciudad desde tiempos inmemoriales. En esta zona se han grabado numerosos spots, documentales y producciones, como la película “La luna en botella”, el videoclip del cantate Melendi “La calle de la Pantomima” o el documental sobre la vida de Miguel Picazo, hijo adoptivo de Guadalajara

Parques de la Concordia y San Roque

El de la Concordia y el de San Roque son sin duda dos de los parques más emblemáticos de la capital, comunicados entre sí a través de un pequeño paseo con gran actividad hostelera. El primero, con un fuerte carácter clásico, fue inaugurado hacia mediados del siglo XIX. Por su extensión y ubicación es el escenario ideal para todo tipo de celebraciones y eventos. Sobre él destaca su bello templete de música, de base poligonal, construido a comienzos del siglo XX. Numerosas esculturas salpican a modo decorativo todos sus recovecos.

Por su parte, el de San Roque, casi un jardín botánico, sorprende por la frondosidad y variedad de sus árboles, también por la aparición inesperada de varios niveles cuando los senderos abandonan la vía principal. Al fondo de este espacio un estanque con patos.

Desde aquí se puede divisar la Fundación San Diego Alcalá, unos de los ejemplos más bellos de la arquitectura española del siglo XIX. De carácter privado, este complejo se construyó como centro benéfico para los más desfavorecidos de la ciudad y también para albergar el panteón de su promotora, uno de los hitos de la capital. Los edificios principales comprenden varios pabellones, en torno a explanadas, huertos, jardines y patios. Mención especial requieren su iglesia y el cerramiento artístico que protege toda la extensión.

Algunos títulos como “Los claros motivos del deseo” o “Patrimonio nacional” fueron rodados en este entorno. El premiado Pedro Solís, director y productor de “Cuerdas”, tomó la Fundación San Diego Alcalá y su cerramiento como elementos inspiradores de su corto ganador de un Goya.

Otros espacios

Las anteriores localizaciones dan lugar a nuevos escenarios, como la estación de autobús, que fue transformada en la estación de la capital ceutí para grabar diversas escenas de la serie “El príncipe”. El zoo municipal, importante centro de recuperación de fauna silvestre y un importante pulmón verde de gran interés botánico. O el mercado de abastos, una galería comercial diseñada a finales del siglo XIX, según la arquitectura historicista del momento, en pleno centro de la ciudad.

Guadalajara de Cine (Ruta experiencias)


Solicitudes y permisos

Sección de Protocolo
949 887 073
protocolo@aytoguadalajara.es

Más información

Oficina de Gestión Turística Municipal
949 887 099
turismo@aytoguadalajara.es

End of main content